EL REVERENDO/ INFOMANIA/ URUAPAN, MICH./ MAR-05-OCT/ En previsión de ser preso por la Santa Inquisición en Dios Omnipotente (SIEDO) José el Fariseo se encomendó al Señor del Desamparo para negar, como Simón Pedro, que se haya hecho Testigo de Jeohvá.

 

Habría de comportarse como la Reverendísima Sor Peluches, que carga su libro de oraciones y su legajo de amparos, habida cuenta del adagio “El que nada debe, nada teme”.

 

Algo grave debe inquietar a Pepe el Iscariote para que tome tantas providencias, especialmente ahora que lo abandonó su acólito Arturo Orejón, quien prefirió irse a recolectar limosnas para el Padre Montejano.

 

Hay  que mencionar que también al Padre Ramón le recomendaron hacerse de un escapulario bendito para desfacer entuertos pero, dada su confianza en el Obispo Godoy, se siente a salvo de volver a enfrentar a la SIEDO.

 

Aparte, su confesor Arturo, el relojero, se encarga de motivarlo continuamente con el estribillo de que tiene todo bajo control que por algo lo pudo liberar de las mazmorras nayaritas y lo defendió maravillosamente en los tribunales.

 

 

Y hablando de confesionarios, mientras el Padre Ramón rendía tributo a Fray Juan de San Miguel, el fundador de esta Parroquia Aguacatera, en la oscuridad del templo se dio una encerrona el Vicario Toñito para ver la manera de recuperar el manejo de algunas limosnas, toda vez que le fue retirado el manejo del aceite de la lámpara y de los santos óleos, combustibles indispensables para honrar al Señor y obtener la gracia divina para ser el nuevo párroco, cuando el Padre Ramón culmine su período de servicio al Señor.

 

Es público que el vicario es un entusiasta predicador, en especial del Evangelio según San Marko y  se motiva mucho al verse rodeado de tanto joven, como en sus tiempos gloriosos lo hiciera el fundador de los Millonarios de Cristo, el paisano del canónigo Pepe Gonzalo Morfino, es decir el Padre Marciano Mariel.

 

Y mientras en la Parroquia del Azul Nazareno (PAN) comienzan a desconocer al Padre Ramón, éste comienza a tender puentes con la Iglesia Cristiana en la que sería un postulante de lujo para ser canónigo y de ahí proyectarse hacia el Solio de Ocampo, para relevar a la Hermana Cocoa, si se le hace convertirse en la primera mujer en alcanzar el Obispado de Michoacán.

 

Hay que mencionar que la Iglesia Protestante tuvo un cónclave para perfilar al sucesor del Obispo Godoy, en el que hubo cisma entre los adeptos de Silvano Aureolas y los devotos de Fray Chabelo, el bautista.

 

Cabe destacar que los fanatismos siempre son perniciosos y se puede aplicar con precisión que los creyentes de ambos beatos, resultaron más papistas que el papa: los predicadores de el bautista, señalaron que el divino Aureolas era defensor de delincuentes y recibía limosnas mal habidas.

La respuesta no se hizo esperar y, en plena celebración eucarística se alzó el coro de silvanistas para elogiar a su venerado como un beato muy carismático, digno de estar en los altares en tanto que el bautista se pasaba de pen…intente porque no había logrado la postulación cuando fue secretario del Obispo Batel y dispuso de todos los catequistas y todas las alcancías.

 

Ante estas diferencias, se frotaban las manos los seguidores de Raúl Mormón, quienes consideran que su líder espiritual puede capitalizar esta coyuntura para aspirar al reparto de prebendas y canonjías.

 

Otro que siente digno de portar la mitra espiscopal es Antonio Sotanas, capo de Tumbiscatío, quien ya recibió un jalón de orejas en Bucareli, por el entonces titular Gómez Mont, debe andar con cuidado.

 

En fin, hermanos, id en paz y reflexionad sobre lo escuchado.