BOLETIN 129/ MORELIA, MICH./ MAR-05-OCT/ Luego de señalar que, “la conducta corrupta es el efecto de la vida diaria entre los órdenes de la sociedad, entre particulares y entre éstos, y los gobernantes”, el diputado tricolor Eduardo Villaseñor Meza contundente destacó, “si pretendemos combatir integralmente la corrupción e impunidad, nuestras Leyes tienen que contemplar sanciones penales tanto para los servidores públicos, como para los particulares que los corrompen”.

 

En el marco del Segundo Foro de Conferencias “Rendición de Cuentas, Fiscalización y Transparencia con Visión Ética”, el legislador tricolor Presidente de la Comisión Inspectora de la Auditoria Superior de Michoacán, esquemó al México englobado es escenarios de corrupción que lo han llevado a lamentables indicadores de pobreza y al que, sus instituciones resultan insuficientes para enfrentar esta realidad porque desde ahí, hay quien mal utiliza recursos del erario público.

 

Por lo anterior, advirtió tajante que la respuesta obligada y solidaria de la sociedad, consiste en contraseñir  a los corruptos, con la fuerza de la Ley, y reducir y limitar sus nocivos efectos en la vida cotidiana.

 

Este segundo foro, estuvo presidido por el alcalde Fausto Vallejo Figueroa; el diputado Presidente de la Mesa Directiva del parlamento local, Ivan Madero Naranjo y el legislador Jaime Rodríguez López; la titular de la Auditoria Superior de Michoacán, Verónica Mendoza Torres; el Secretario de la Función Pública, Salvador Vega Casillas y el ex´Secretario federal de Hacienda, Jesús Silva Herzog.

 

Ante estas personalidades y el nutrido público, el legislador tricolor advirtió que en la rendición de cuentas, no caben fueros ni excepciones; se deben promover dijo, como la más cara aspiración de los mexicanos y ejercitarse desde el Presidente de la República hasta el más modesto de los servidores públicos.

 

En el mismo sentido, Villaseñor Meza apuntó que la fiscalización superior, no debe detenerse en lo superficial; tiene, la obligación de profundizar en el cumplimiento de los objetivos y metas del estado mexicano.

 

Por lo anterior se pronunció y demando a los presentes involucrados en la fiscalización, a que, juntos, transformen la rendición de cuentas, en un sinónimo de transparencia, de responsabilidad y respeto por los semejantes y abundó que, “debemos llevar a cabo una fiscalización realmente superior que pueda evaluar el cumplimiento de las metas y los programas de gobierno y produzca recomendaciones que mejoren el uso de los recursos públicos, acotó.