LORENA BERBER/ INFOMANIA/ URUAPAN, MICH./ JUE-30-SEP/ Al igual que en otros barrios, el paseo de yuntas de San Miguel se vio deslucido por tanto borracho.

 

Es lamentable que algunos vecinos consideren el consumo de bebidas embriagantes, en la vía pública, como algo digno de presentar en un desfile; seguramente la población y los turistas estarán ansiosos de admirar una hilera de briagos y briagas, porque ¡aaah cómo iban jovencitas y hasta niñas, con su bote de cerveza!.

 

Hace falta conciencia para guardar el orden y dejar que los grupos de danza luzcan como es debido, sin atravesarse entre las hileras danzantes y sin detrimento de las tradiciones.