Exigen habitantes libertad de un presunto homicida.

 

Lamberto HERNÁNDEZ MÉNDEZ/ URUAPAN, MICH./ JUE-30-SEP/ La comunidad indígena de Cheranatzicurín, municipio de Cherán, en el corazón de la Meseta Purhépecha, permanece sitiada desde hace tres días; sus habitantes mantienen al menos una decena de autobuses de pasajeros de diferentes líneas, un número indeterminados de camiones y pipas sobre el libramiento de la población y al parecer una camioneta de la secretaría de gobierno. Demandan la liberación de una persona del lugar acusada de homicidio de un vecino de San Lorenzo.

 

Actualmente se vive una tensa calma en la región, la comunidad se ubica en una ladera, a solamente cuatro kilómetros al norte de Aranza, poblado donde  celebra las festividades patronales y muestra una gran alegría y colorido, mientras que sus vecinos permanecían reunidos en la plaza principal y otros de guardia en los dos accesos.

 

En el acceso del lado del kilómetro 18, colocaron un enorme montículo de tierra para impedir la circulación de vehículos, mientras que en la salida hacia Aranza, un autobús de la línea Purhépechas y varios camiones.

 

En éste último lugar, hace cuatro años se registró una balacera en contra de varios talamontes de San Lorenzo, municipio de Uruapan, que circulaban por el libramiento  y donde uno de ellos falleció, hecho por el cual se le acusa a Vicente Méndez Ramírez, quien fue detenido en base a una orden de aprehensión el 8 de septiembre.

 

Los habitantes del lugar exigen su liberación inmediata y por ello han tomado este tipo de acciones, hasta anoche, se vivía tensa calma en la región.