BOLETIN 227/ APATZINGÁN, MICH./ MIE-22-SEP/ Durante un operativo de Prevención del Delito y Seguridad, personal de la Policía Ministerial detuvieron en acciones diferentes a dos individuos, uno con un mandato judicial de captura y otro relacionado en una averiguación previa penal, ambos por delitos sexuales.

 

En el primero de los casos, elementos de la Policía Ministerial, en coordinación con sus similares del estado de Guerrero, localizaron y capturaron a José Antonio Figueroa Alvarado y/o Antonio Figueroa Alvarado, de 42 años de edad, con domicilio en la colonia La Viña de Zihuatanejo, Guerrero; lugar donde fue capturado en respuesta al mandamiento judicial de detención librado en su contra por el Juez Segundo en materia penal del Distrito Judicial de Apatzingán, por el delito de violación, ilícito cometido en detrimento de una menor de 13 años de edad, según las constancias del proceso penal 189/2006.

 

Sobre los hechos que dieron origen al proceso que se le sigue al ahora enjuiciado, se detalló, que a tarde del pasado cinco de julio del año 2006, la menor agraviada de 13 años de edad, pasaba frente al domicilio del ahora detenido, el cual se encuentra ubicado en la colonia denominada Comisariados Ejidales de Nueva Italia.

 

El presunto responsable se encontraba con su esposa y como ambos eran conocidos de la ofendida esta se aproximó a ellos, a quienes les indico que tenia ganas de tomar, a lo que la pareja se negó debido que esta era menor, sin embargo más tarde les indicó que ya había pedido permiso a sus familiares y ante la insistencia de la menor fue que comenzó a ingerir bebidas embriagantes.

 

Minutos después, el ahora detenido salió del inmueble, dejando a su esposa y a la ofendida en su domicilio quienes continuaban tomando, en un determinado momento ambas amigas se quedaron dormidas en diferentes lugares de la vivienda.

 

Al regresar a su casa el presunto observó que la menor se encontraba dormida en el pasillo de la vivienda, instante que aprovechó para abusar sexualmente de la menor, sin embargo el ahora detenido se percató que había sido descubierto por su esposa.

 

Por tal motivo de inmediato se dirigió a la habitación que compartía con su cónyuge para agredirla a golpes con el mango de un hacha y de esta manera evitar ser denunciado. Posteriormente el indiciado se dio a la fuga, ya que su esposa le indicó que lo delataría con los familiares de la menor ofendida. 

 

Tras las investigaciones realizadas por agentes de la Policía Ministerial se logró establecer que el presunto violador tenía su residencia en la ciudad de Zihuatanejo, lugar al que se trasladaron y con el apoyo de sus similares del estado de Guerrero, en donde se dio cumplimiento al mandamiento judicial de detención, procediendo más tarde a su traslado a la ciudad de Apatzingán.

 

En otra acción distinta y en cumplimiento al mandamiento judicial de detención, durante un recorrido de prevención del delito y seguridad, los agentes ministeriales, llevaron acabo del detención de Pablo Guzmán Gómez, de 24 años de edad, originario y vecino de esta ciudad y con domicilio en la colonia Penjamo, mismo que se encuentra relacionado con el proceso penal 103/2010 radicado en el juzgado segundo penal de primera instancia de este distrito judicial, por el delito de abusos deshonestos, cometidos en agravio de una menor de edad.

 

Sobre los hechos delictuosos que permitieron su detención, la indagatoria ministerial señala que durante la madrugada del pasado cuatro de junio de la presente anualidad, el ahora enjuiciado, logró ingresar a una vivienda de la colonia en que tiene su residencia, y sin que nadie se percatara de su presencia logró llegar hasta la recamara en que se encontraba dormida la menor de 14 años de edad.

 

Acto seguido, el detenido tras taparle la boca a su víctima, el presunto infractor comenzó a acariciar el cuerpo de la menor, quien al forcejear con su agresor logró escapar solicitando el apoyo de sus familiares, siendo entonces en que Pablo Guzmán Gómez salió corriendo del inmueble para evitar su detención.

 

Tras la captura de los presuntos infractores ambos fueron puestos a disposición de la autoridad jurisdiccional que los solicitaba a fin de que sean sometidos a proceso penal por los delitos cometidos, quedando para tal efecto recluidos en el centro penitenciario de esta ciudad.