SACRILEGIO POLÍTICO

Vade retro, demonios del Zapién

 

EL REVERENDO/ INFOMANIA/ URUAPAN, MICH./ MAR-07-SEP/ Ya viene la excomunión para la reverendísima Sor Peluches, para desactivarla políticamente, según la alianza fáctica entre la iglesia protestante y los Hijos de María.

 

Es así que las huestes de predicadores amarillos y catequistas azules  intensifican su Cruzada para desterrar a su archienemiga, incluso el capellán Relojes inició una peregrinación a Zacatecas para encomendar el asunto al Altísimo.

 

Y como dice el Padre Ramón “si no alcanzo la Gloria, me conformo con una glorieta” y por ello insiste en su idea de abrir las catacumbas del Centro Histórico para concesionárselas a Floriberto, El Hermitaño, prior de San Ausencio.

 

Este domingo 12 de septiembre habrá servicio religioso en el monasterio amarillo, de la calle Reforma, al que invitaron a  todos los consejeros de la Parroquia Aguacatera para ir pulsando simpatías en torno al siguiente postulado para nuevo párroco de Uruapan.

 

Por ello será interesante asistir para sondear las preferencias en torno a los posibles participantes como Fray Carlangas Robles, el jefe de las mazmorras; el hermano Fausto Fluvio, protegido por la secta Poder Negro; Marco Toño, el expárroco; así como las menciones que pueda haber para el Angel Exterminador II, para el ex canónigo ya hora restaurantero Carlos Hernán Chifla al Revés, y la novicia espuria Gaby Desirée.

 

Ese mismo domingo, en la iglesia azul, habrá primera comunión entre los niñ@s azules, y está por definirse a quien se la dan primero, si a Pepetoño o a Amaury, los dos buenos cristianos que practican con devoción “amáos los unos a los otros” pero, hay que observar quiénes están detrás de estos mancebos, porque este proceso interno es el inicio de los trabajos políticos rumbo a la Parroquia Aguacatera.

 

Siguiendo con esta misma congregación, es justo reconocer que el Padre Ramón ha hecho buenos sermones con los herejes de El Zapién pero, sus corazones siguen inamovibles y será necesario que la Santa Inquisición se encargue de ablandarles su fe para que puedan permitir el ingreso del espíritu santo.

 

Elevemos, pues, plegarias para que el don de lenguas nos obsequie las palabras que convenzan a nuestros hermanos de su apostasía y de manera firme se aparten de Satanás que quiere poner la otra rodilla en nuestro sagrado manantial del Cupatitzio.

 

Asimismo, manifestemos nuestros intenciones porque el obispado de Michoacán se apiade de sus siervos uruapenses y haga valer su fuerza pastoral para que la feligresía viva en armonía. San Leonel, protector de la familia y otras sociedades de convivencia, te rogamos clemencia. Amén.