ERNESTO LEÓN/ INFOMANIA/ URUAPAN, MICH./ DOM-05-SEP/ «Al México del siglo XXI lo azotan los flagelos de la pobreza, el desempleo, la corrupción, la impunidad, el crimen, la inseguridad pública; la falta de oportunidades para nuestros niños, jóvenes, mujeres y ancianos; la injusta distribución del ingreso, la inequidad social y de g{enero, el clasismo y el sexismo, entre otros males»

Esto fue parte del mensaje político externado por Uriel López Paredes, diputado federal por el 09 distrito, presidente de la comisión de Seguridad Social, al rendir su Primer Informe Legislativo en el Salón Stelaris del OK Corral, que sirvió, según algunos para demostrar el poder de convocatoria que lo perfila como aspirante a la candidatura perredistas para Gobernador del Estado.

«A nuestra República la gobierna una oligarquía incapaz de garantizar las dos funciones básicas del Estado moderno: brindar seguridad pública y cobrar impuestos, menos aún puede conducir a nuestra seguridad pública y cobrar impuestos, menos aún puede conducir a nuestra nación hacia la prosperidad. Este grupo no tiene, como decía De Gaulle, Sentido del Estado; este grupo no puede hacer de México un gran país.

«Los mexicanos construimos con mucho esfuerzo una organización y una forma de gobierno que le dio a nuestro país estabilidad estatal y una forma de gobierno que le dio a nuestro país estabilidad, paz social y la posibilidad de diseñar y ejecutar políticas transexenales, de Estado, pero hoy en día ese ordenamiento estatal está en crisis. Desde Lord Acton se sabe que el poder corrompe, y el poder absosuto corrompe absolutamente. Don Jesús Reyes Heroles agregó “que se olvida o no se repara en la proporción en que el hombre corrompe el poder, en que el poder es corrompido por el hombre que lo ejerce con terribles consecuencias para quienes lo sufren y para aquellos que lo ejercen”