BOLETIN 0080/ ANGAMACUTIRO, MICH./ DOM-29-AGO/ Para avanzar con pasos firmes, el reposicionamiento del Partido Revolucionario Institucional (PRI), tiene que pasar por la comparación de la acción pública de los gobiernos. El momento presente, es coyuntural, los priistas deben unirse para hacer conciencia del papel que el tricolor ha jugado en la construcción del estado y el país.

 

 

“Debemos recuperar el gobierno de Michoacán con el único fin de dar certeza y servir a la sociedad de lo contrario, seguiremos administrando derrotas y ocupando el tercer lugar en las preferencias electorales pero además, en un esquema marginal que no le preocupa al Comité Ejecutivo Nacional”.

 

Así lo advirtió en esta parte de la geografía michoacana, el legislador tricolor, Jaime Rodríguez López mediante la reunión de trabajo que convocó con el propósito de hacer un análisis y retrospectiva del quehacer del priismo en la entidad.

 

Participaron en la reunión de trabajo, alcaldes y exalcaldes, regidores y ex regidores, jóvenes, líderes y estructuras del priismo del bajío provenientes de Villa Morelos, Puruandiro, J. Sixto Verduzco, Angamacutiro, Jiménez, Panindícuaro, Penjamillo, Zináparo, La Piedad, Ecuandureo, Yurécuaro, Tanhuato y Tlazazalca.

 

En este marco y con la presencia del diputado Eduardo Villaseñor Meza y el ex´gobernador michoacano Víctor Manuel Tinoco Rubí, los priístas del bajío michoacano juntos, se dieron a la tarea de llevar a cabo un análisis minucioso de la actuación del tricolor en los últimos años y en base a las conclusiones, cerraron filas en torno a proyectos específicos que llevarán a la unificación y trabajo de fortalecimiento y que podrá ser, la base de un PRI  renovado que permitirá la recuperación del Solio de Ocampo.

Al respecto, Tinoco Rubí reconoció ante los presentes que, “existen síntomas de descomposición en las filas del tricolor que merman las oportunidades por lo pervertido de sus políticas actuales” y en base a este esquema, exhortó a los presentes a replantear la organización productiva que, “levante de las cenizas a ese instituto político”.

Tras considerar que es reconociendo errores como se podrá avanzar en una misma líneas, Tinoco Rubí lanzó una invitación pública orientada a replantear el rumbo del tricolor con dignidad y unidad y reorientar sus propósitos a ser coadyuvantes para que en Michoacán,  se retome la paz y tranquilidad que todos los habitantes  añoran dando con ello certidumbre a la familia y a las generaciones venideras.

En su momento, el legislador Rodríguez López hizo referencia a que en el periodo de gobierno de Tinoco Rubí, existió la capacidad para articular un programa de gobierno que se reflejó en una amplia variedad de obras y acciones de beneficios reales para los michoacanos.

Recordó que los michoacanos, a partir del 2001 han tenido la oportunidad de conocer el efecto de la alternancia en el Poder Ejecutivo lo que les permite, comparar los estilos de gobierno y la atención a las necesidades ciudadanas sin distingos partidistas.

Así y en el mismo marco comparativo, Rodríguez López reconoció la obra de Tinoco Rubí e hizo énfasis en que, al aprobar el dictamen de la última cuenta del ejercicio de Lázaro Cárdenas Batel (gobernador que sucedió a la administración de Tinoco), se detectaron más de 500 inconsistencias que a la fecha, no han sido resueltas.

Y, en lo que respecta a la última cuenta del gobierno de Tinoco Rubí, hizo referencia a la intensión del PRD-PAN a través de sus bancadas que en alianza, intentaron por diversos medios desprestigiar el ejercicio tinoquista sin embargo, el juicio administrativo ante el Órgano Fiscalizador del Congreso, desvaneció las endebles imputaciones.

Destacó el legislador priista que, “el sexenio de la sonrisa, dejó una administración endeudada con escándalos de corrupción, como las grandes cantidades de dinero que se le entregaron a Carlos Ahumada por obras que no realizó y otro caso muestra, es el de la funcionaria de la Tesorería, a quien se le imputó haber sustraído  alrededor de 200 millones de pesos y que desde la cárcel, amenazó al gobierno en turno en hacer pública la información con la que cuenta  logrando con ello, un convenio mediante el cual, regresó la mitad del recurso sustraido y ello,  le permitió su libertad”.

Lamentó por lo anterior, que la alternancia en el poder, “le esté costando a los michoacanos un endeudamiento en promedio de mil millones de pesos por año y un crecimiento burocrático entre base y contrato al doble del que existió en el 2001, y en lo administrativo, que la plana burocrática siga en crecimiento”.

En cuanto a la obra pública, manifestó que luego de la última administración priísta la correspondiente a la sucesión, “se vistió con obras del gobierno federal y se pudo percibir al transitar por las carreteras del estado y las condiciones de deterioro de las escuelas que junto a un gran número de detalles más quedaron registrados en la glosa que realiza el congreso  y que evidencia que se presentaron a la sociedad informes de acciones solo de escritorio”, acotó.