ERNESTO LEÓN AVILA/ INFOMANIA/ URUAPAN, MICH./ VIE-27-AGO/ Ante la pasividad del gobernador, para desalojar a los invasores de El Zapién, comienza a generarse un movimiento de protesta.

 

Desde el domingo pasado, vecinos de Taximácuaro y de la colonia Amplaición Rubén Jaramillo, reportaron que en inmediaciones de La Quebradora se estaba gestando un “paracaidazo” presuntamente por personas que se ostentan como seguidores de Toño Lagunas.

 

Luego de las quejas ciudadanas, la Coordinación Ciudadana, que dirige el exregidor panista Raúl Pacheco Contreras, se apresta a movilizar a otras agrupaciones para la defensa de esta área de reserva ecológica.

 

De acuerdo al regidor Libero Madrigal Sánchez en este paraje existen algunas superficies que tienen propietarios y/o posesionarios, que deben tomarse en cuenta:

 

1.85 hectáreas del particular Fidel Bravo “es donde hay una construcción”.

 

0.5 hectárea donada para la Perrera Municipal.

 

 

249 hectáreas pertenecientes al Gobierno del Estado

 

6.7 hectáreas del Fraccionamiento Aurora Boreal, cuya promotora es Margarita García Ruiz

 

2 hectáreas de una franja de 40 metros de ancho, pertenecientes a Carlos Méndez

 

5 hectáreas del Fraccionamiento Pedregal de San Miguel, propiedad de Conrado Magaña. “está autorizado”

 

3.4 hectáreas  de El Zapién, propiedad de Alberto Herrejón Abud “autorizado, es de la Organización Ramírez”.

 

Estableció además que el terreno en controversia colinda al oriente con la propiedad de Luis Berber y al sur con la colonia Ampliación Jaramillo.