BOLETIN 211/ MORELIA, MICH./ VIE-27-AGO/ Agentes de la Policía Ministerial adscritos a la Dirección de Antisecuestros y Extorsiones de la Procuraduría General de Justicia, lograron desmantelar una banda de secuestradores, encabezada por el propietario de un bar de esta ciudad; los ahora detenidos confesaron haber participado en al menos cuatro plagios en esta capital.

 

Se trata de Marco Antonio Parra Bruno, “El Cantú”, de 40 años de edad, con domicilio en la colonia Ampliación Solidaridad y propietario del centro nocturno “Gran Tucán”, el cual fungía como líder de la banda; además de Víctor Alfonso Trujillo Acuña, “El Patolín”, de 26 años de edad, originario de Pátzcuaro y vecino de Morelia, desempleado, y Juan Pablo Cuéllar Jiménez, “El Guache”, de 35 años de edad, originario del estado de Baja California y vecino de esta ciudad, quien dijo ser mesero en un bar local.

 

Asimismo, fueron detenidas las hermanas Angélica, “La Angie”, y Patricia, “La Paty”, de apellidos Rosiles Navarrete, de 24 y 21 años, respectivamente, ambas con domicilio en la colonia Jardines del Quinceo de esta ciudad y bailarinas de un antro de esta ciudad.

 

De los hechos que originaron la captura de los indiciados, se precisó que el pasado 13 de agosto del presente año, los sujetos a bordo de una camioneta color verde, con placas de circulación del vecino país del norte, privaron de la libertad a un comerciante que se encontraba en la calle 5 de mayo de la colonia Jardines del Quinceo, a quien trasladaron hasta una casa de seguridad.

 

Según los datos que obran en la averiguación previa penal número 333/2010/I-DAE, instruida en contra de los detenidos, se estableció que el mismo día del secuestro, los presuntos plagiarios se comunicaron con la familia de su víctima, a la cual exigieron la cantidad de 300 mil pesos a cambio de la libertad del comerciante.

 

Al día siguiente, los delincuentes volvieron a comunicarse con familiares del secuestrado y éstos les informaron que habían logrado reunir 215 mil pesos, cantidad que aceptaron y acordaron fuera entregada en una calle cercana a la estación de bomberos municipales de esta ciudad, alrededor de las 23:40 horas de ese mismo día.

 

 

Una vez con el pago del rescate, los plagiarios dejaron en libertad a su víctima, quien llegó a su domicilio en los primeros minutos del día 15 de los corrientes, con la amenaza de no denunciar los hechos a las autoridades. Sin embargo, el día 24 de este mes, un cuñado de la víctima acudió a presentar la denuncia penal correspondiente ante la PGJ.

 

Al abocarse a las investigaciones del caso, elementos ministeriales lograron ubicar a los ahora detenidos y mediante un operativo se logró la captura de los cinco presuntos secuestradores; así también, se aseguraron tres vehículos que eran utilizados para cometer los ilícitos y dos teléfonos celulares. Los automotores confiscados corresponden a una camioneta Chrysler Voyager, una camioneta Chevrolet tipo pick-up y un automóvil Chevrolet Cutlass.  

 

Los ahora requeridos, en sus declaraciones ministeriales, confesaron haber participado en al menos otros tres secuestros, por lo cual prosiguen las investigaciones y se hace un exhorto a la ciudadanía para en caso de reconocer a los plagiarios, se acuda a esta institución para presentar la denuncia penal correspondiente.

 

En próximas horas, el agente del Ministerio Público Especializado en Delitos de Secuestro y Extorsión, consignará ante la autoridad jurisdiccional competente a los ahora detenidos, para que les sea resuelta su situación jurídica.