BOLETIN 178/ MORELIA, MICH./ LUN-09-AGO/ Con éxito concluyó la 2da Reunión Nacional del programa “Vete Sano, Regresa Sano”, organizada por la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM) que se llevó a cabo la semana pasada en Pátzcuaro, donde durante tres días se evaluaron las estrategias a seguir en esta iniciativa para el próximo año en beneficio de la salud de los migrantes michoacanos.

 

Entre los compromisos acordados, destacan el de fortalecer las mesas municipales de salud en donde confluyan las acciones de las diversas instituciones involucradas y apoyadas por un plan operativo donde se especifiquen las actividades de cada actor participante; garantizar que las acciones integrales de salud que se brindan a las migrantes mujeres y hombres se enfoquen siempre bajo la perspectiva de equidad de género a efecto de disminuir las inequidades que prevalecen en la atención de la salud de ambos géneros.

 

Asimismo, está el continuar con la certificación de los albergues agrícolas para garantizar la atención integral a este grupo social; gestionar mayores fuentes de financiamiento para el programa para el mejor equipamiento del mismo, entre otras.

 

Con base en los resultados presentados por la SSM, hasta el mes de mayo se han brindado casi catorce mil consultas a los migrantes de un total de 23 mil que se tienen contempladas como meta para el presente año. Asimismo, se tienen registrados a mil 50 jornaleros agrícolas que viajan a Canadá y que reciben atención por parte de la secretaría y para el próximo año se pretenden incrementar a mil 500.

 

La SSM promueve la prevención y atención oportuna de la salud de los migrantes a través de tres programas: Vete sano, regresa sano; México-Canadá y México-Estados Unidos, con el objeto de acercar los servicios de salud a los migrantes, especialmente los de tipo preventivo, para evitar o detectar oportunamente los padecimientos.

 

Entre los migrantes, son los jornaleros agrícolas los que enfrentan mayores riesgos para su salud, por la postura en que se encuentran durante su labor, los agroquímicos que manejan, el manejo de instrumentos punzocortantes que pueden causar heridas, o el trabajo durante la gestación. En este grupo se presentan problemas como golpe de calor, o bien, en el caso de las mujeres, complicaciones durante el embarazo y, en casos extremos, muerte materna.

 

Los diversos programas que desarrolla la Secretaría de Salud buscan atender la salud de los migrantes manera integral y con un enfoque preventivo. En el caso de “Vete sano, regresa sano”, se procura que las personas que decidan emigrar de nuestro estado partan en óptimas condiciones de salud y regresen de la misma manera; no obstante, existe la necesidad de redoblar esfuerzos en cuanto al fomento del autocuidado de la salud, ya que en algunas ocasiones las personas que se van, regresan con enfermedades en estado avanzado y que pudieron haberse detectado en sus primeras etapas.

 

Por otro lado, a través del programa México-Canadá, en el que se trabaja en coordinación con el Servicio Nacional de Empleo, se realizan diversos exámenes a las personas que van a ir a trabajar a Canadá para así comprobar que se encuentran en buenas condiciones de salud.  Una vez en el destino, se monitorean para que se mantengan y regresen en óptimas condiciones.

 

Finalmente, a través del programa México-Estados Unidos, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) gestiona la repatriación de migrantes enfermos, ya sea a petición de los familiares o del paciente mismo, y se les brinda atención médica en las unidades de segundo nivel de la Secretaría de Salud.