ANGAHUAN MICH/MIE04AGO10.-Unos 250 policías federales, estatales y municipales así como unos 15 elementos del ejército mexicano, mantenían prácticamente sitiada la comunidad indígena de Angahuan donde permanecían privadas de su libertad un grupo de personas, por algunos habitantes de ese poblado purépecha para presionar a las autoridades estatales y se esclarezca el paradero de uno de sus dirigentes quien consideran fue víctima de una desaparición forzada desde el pasado 27 de julio.

 

Hasta anoche, las negociaciones se realizaban vía telefónica luego de que los comuneros dejaron plantados a los representantes del Gobierno del Estado al no asistir a un encuentro programado para las 5 de la tarde en el despacho del presidente municipal Antonio Rodríguez Gonzáles, informó el secretario del ayuntamiento Antonio Berber Martínez, quien precisó que al menos cuatro de las siete personas retenidas arribaron a la comunidad, concretamente a la zona del volcán Paricutín en calidad de turistas.

 

Precisó que por parte de la administración estatal, entablaban el dialogo el director de Concertación Agraria, Alfredo Amescua Mateo y David Garibay, subsecretario de enlace legislativo, ello a la espera de lograr la liberación de los plagiados luego de que durante el transcurso de ayer mismo fueron liberados tres de ellos uno de los cuales fue identificado como Alfredo García Villaseñor, quien aparentemente tendría algún lazo familiar con el presidente de Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Colima.

 

Para el secretario del ayuntamiento de Uruapan las negociaciones iban por buen camino. “Creemos que en las próximas horas pueden ser liberados los turistas así como los ingenieros que aparentemente realizaban labores no precisadas en esa zona cercana al volcán; de cualquier forma se debe agotar el dialogó antes que hacer uso de la fuerza pública para rescatar a los retenidos contra su voluntad”, señaló el funcionario municipal quien era testigo de las negociaciones.

 

De acuerdo a la versión del propio director de Concertación Agraria, aquel día se presentaron en el domicilio del ex representante de bienes comunales de Angahuan, Javier Galván, dos individuos que aparentemente lo invitaron a atender un asunto relacionado con un empleo, sin embargo ya no regresó, situación que para sus seguidores se trata de una desaparición forzada.

 

Por considerar que las actuaciones de la Procuraduría general de Justicia en el Estado (PGJE) no han sido con la celeridad que amerita el caso para deslindar el paradero del desaparecido, un grupo de seguidores y residentes de esa comunidad procedieron a realizar un bloqueo de la carretera Uruapan-Los Reyes, el lunes por la tarde, el cual levantaron al día siguiente.

 

Sin embargo para presionar a las autoridades estatales determinaron realizar el plagio de los civiles, entre ellos el migrante Eufemio Campoverde Campoverde, quien se encuentra de visita en la comunidad de Nuevo San Juan y que decidió visitar el volcán acompañado de su abuelo, persona de la tercera edad que por su condición no fue privada de la libertad.

 

Así mismo, para el secretario del ayuntamiento se privo de la libertad a nueve personas más. “De las diez personas iban hasta ayer tres liberadas, en tanto el resto continuaban retenidas en la jefatura de tenencia”, dijo.

 

La presencia policíaca.

 

Derivado de lo anterior, a partir de las 5 de la tarde de ayer mismo, se inició el operativo policíaco a través de unas 60 radiopatrullas de diversas corporaciones, acción que involucraba la movilización de al menos 250 efectivos quienes instalaron retenes en el trayecto de la carretera Uruapan-Los Reyes, concretamente de la desviación a San Lorenzo hasta unos 500 metros antes de llegar a Angahuan.

 

Ante ellos los habitantes de esta comunidad que participan en el incidente, procedieron a bloquear la entrada principal con vehículos, troncos y piedras, con la advertencia de proceder a privar de la libertad a policías o funcionarios que llegarán hasta ese sitio, incluso representantes de medios de comunicación.

 

“Solamente esperamos la orden para entrar por los retenidos o bien recibirlos para conducirlos hasta un lugar en Uruapan”, señaló una fuente de la policía ministerial quien precisó que la identidad de la totalidad de los plagiados no era conocida a detalle.