ERNESTO LEÓN/ INFOMANIA/ URUAPAN, MICH./ MIE-02-AGO/ Un activista político apasionado, pudiera ser la rúbrica de Arturo Mora Quesada, militante destacado del Partido Revolucionario Institucional.

 

Entre sus anécdotas contaba con orgullo su estancia en la dirigencia del partido, alumbrado con velas, porque ante la insolvencia del PRI se habían quedado sin energía eléctrica, Eran los rescoldos de la trágica muerte, del entonces dirigente, Alfonso Ríos Maldonado.

 

Fue a principios de los noventas que Mora Quesada actuó como encargado del despacho de la presidencia del Comité Directivo Municipal, cuando pocos querían sacrificarse por su partido y se daba la última desbandada de priístas que se adherían al PRD.

 

Su pasión política lo hizo registrarse como aspirante a la candidatura a la Presidencia Municipal en el 2001, hecho que le valió el golpeteó de sus detractores que reprodujeron, mediante volantes, una nota periodística en donde lo habían detenido, años atrás.

 

Posteriormente, en el 2006 se volvió a anotar en el proceso interno para buscar ser el candidato a la diputación federal por la coalición PRI-VERDE, al final junto con el resto de aspirantes firmaron una compromiso de unidad para respaldar a Raúl Coss y León Rivera.

 

Debido al letargo de su partido, canalizó su vocación política con asociaciones como la Coordinadora Ciudadana, de Raúl Pacheco Contreras, con quien fue un activista enjundioso en las tomas de la Presidencia Municipal, del 2009, cuando se opusieron a que José Moreno Salas fuera designado alcalde sustituto.

 

En febrero de este 2010 estuvo al lado de los manifestantes que rechazaban el regreso del alcalde Antonio González Rodríguez y se hubiera mantenido en ese plantón indefinido de no haber mediado el oficio político de Fausto Vallejo Figueroa, el alcalde moreliano.