LORENA BERBER/ URUAPAN, MICH/ VIE-30-JUL/ El gobierno del estado de día de campo en el predio denominada el Zapien, realizó la reforestación más cara del mundo, degustaron, tortas, tacos y carnitas, llevaron cientos de botellas de agua ¿Porqué solamente 240 hectáreas de las 350? Nadie sabe.

 

Mientras que la líder perredista Margarita García Ruiz, inició la entrega de terrenos ubicados justamente en el Zapién, en una fracción de terreno que denominaron, a su libre albedrío, “Aurora Boreal”, el gobernador Leónel Godoy Rangel, trasladó a su gabinete a plantar pinitos y otras especies de árboles.

 

Los perredistas integrados en el gabinete del gobierno Godoyista, salieron de sus oficinas para “reforestar” 10 mil árboles, en su mayoría pinos, después los secretarios posaron para la foto y un acto protocolario.

 

Un funcionario estatal gana alrededor de 40 mil pesos mensuales, es decir, mas de mil pesos diarios, en ese caso si acudieron a esta ciudad unos 300 trabajadores entre, secretarios, jefes y coordinadores, fueron 300 mil pesos, mínimo, lo que ganaron solo por venir a sembrar un árbol.

 

Ahora, si agregamos el costo que representa traer a Uruapan a los trabajadores, más los viático que cobran, el traslado, la compra de palas, impermeables, tortas, tacos y carnitas, con cargo al erario, es otra cantidad parecida, es decir al menos unos 500 mil pesos costo sembrar reforestar una hectárea en dicho predio.

 

Eso si la promoción del evento, las fotos en los diarios, las notas que dicen que el gobierno trabaja, pero no dirán que la reforestación en realidad la hacen los trabajadores quienes preparar el hoyo para que los secretarios coloquen el arbolito y se tomen la foto, sin maltratar mucho sus manos.

 

La lluvia no fue obstáculo para que los perredistas desfilaran, empujándose frente al gober, para que los vea que si trabajan, actitud propia de los perredistas pero adoptada por los panistas, hubo representantes del gobierno municipal que hicieron lo propio, pero no sembraron pinos.

 

Iris Vianey, secretaria del Instituto de la Juventud, se quitó los zapatos, el día de campo disfrazado de reforestación, fue el marco ideal para saludar a viejos amigos, compadres y homólogos, desfilaron los que quieren ser presidentes, diputados y regidores en el 2012.