BOLETIN 109/ URUAPAN, MICH./ VIE-23-JUL/  Los agentes de la Ministerial, dieron debido cumplimiento a una orden de aprehensión, por el delito de  mandamiento obsequiado por el Juez segundo de lo penal de este Distrito Judicial.

 

Se trata de, Carlos Cruz Juárez de 40 años de edad, persona que actualmente se encuentra en el CERESO de esta Ciudad, a disposición del Juez primero de lo penal bajo el proceso penal 80/2009-II, por el delito de asalto, robo y fraude en agravio de Luís Alberto Rangel y otros.

 

Según el proceso penal 116/2009-II, por el delito de lesiones agravadas en razón de parentesco, en agravio de su concubina Mayra Lorena Reyes Espinosa, los hechos, sucedieron en el mes de Febrero del 2009, cuando llego el detenido en estado de Ebriedad, debido en el estado de embriagues comenzó a insultar y golpear a la ofendida, sin importarle que estuviera embarazada, enseguida el agresor salio huyendo, mientras la femenina se presento ante esta Autoridad para denunciarlo.

 

Además, los investigadores, cumplimentaron una orden de aprehensión, girada por el Juez segundo de lo penal, es en contra de Teodoro Ceron Rodríguez de 39 años de edad, persona que actualmente  se encuentra recluido en el CERESO de esta Ciudad, quien purga una sentencia por secuestro y otros, dentro del proceso penal 04/2010, ante el Juez cuarto de Primera Instancia en Materia Penal de este Distrito Judicial.

 

El mandato judicial fue librado por el Juez Segundo de lo penal de este distrito judicial, según el proceso penal 23/2010, por el delito de homicidio calificado en agravio de Pedro Venegas Hernández.

 

Tras lograrse la captura de los plagiarios, se esclareció el secuestro del agricultor Pedro Venegas Hernández, a quien privaron de la libertad cuando se encontraba en una huerta de aguacate de su propiedad, localizada en las cercanías de San Ángel Zurumucapio, del municipio de Ziracuaretiro, el día 7 de junio del año pasado.

 

Los ahora mencionados obtuvieron el pago del rescate por Venegas Hernández, sin embargo privaron de la vida a balazos a su víctima, tras ser mantenido cautivo y encadenado a un árbol situado en la serranía del municipio de Tingambato.

 

El cadáver del ofendido fue localizado en el lugar conocido como el cerro del “Molcajete” o del Arenero de la población de Tingambato, lugar donde el Representante Social dio fe del levantamiento del cadáver de Pedro Venegas Hernández.

 

Como se recordará en el mes de diciembre del año 2009, el personal de la Dirección de Secuestros y Extorsión de la PGJ, llevó a cabo la detención de Juan Corona Martínez, y/o Carlos Castro García y Mario Castro Rojo, junto con otros cinco cómplices más que se encuentran relacionados en otros ilícitos.

 

Al continuar con las indagatorias y gracias a las actuaciones del agente del Ministerio Público Adscrito, fue que se logró la orden de captura en contra de los ya detenidos por el delito de homicidio; será ahora el Juez quien determine la situación jurídica de los inculpados por el delito antes mencionado.