El monstruo político se resiste.

FSRJ/ URUAPAN, MICH./ JUE-22-JUL/ A todas luces se han rebasado intencionadamente los tiempos que contempla la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado de Michoacán para el juicio político de la Ex alcaldesa.

Lo digo y lo sostengo con la Ley en la Mano.

Con falsas declaraciones de improcedencia se ha pretendido también a todas luces dar carpetazo al asunto.

El Diputado Bautista antes declaró falsamente que el juicio político ya no procedía o no tenía razón de ser porque la señora ya no estaba en funciones.

En otra ocasión manifestó que “había confusión entre las leyes”.

El mismo representante popular descalificó el trabajo de la Comisión Instructora argumentando para dilatar el proceso. Y lo ha estado consiguiendo.

Ahora con sus declaraciones pretende darle otro cauce distinto a lo que estipula la Ley de Responsabilidades, declarando sobre los casos de Uruapan y Tzintzuntzan, que “ambos asuntos podrían llevarse lo que resta del año sin encontrar una decisión definitiva”.

Señor Diputado, los tiempos que “habilidosamente” ya se rebasaron, incluyen tanto la procedencia del juicio como el dictamen correspondiente (Artículos 13, 14, 15, 20 y 22 de la citada Ley).

Es evidente que se sigue “manoseando” intencionadamente el asunto para escamotear y perder en los tiempos, en las declaraciones  tendenciosas y en el papeleo, un asunto al que se le teme por las implicaciones del precedente y por no sabemos que otros intereses puedan existir para proteger políticamente a quien tan gravemente infringió la Ley, usurpando funciones del propio Congreso Local y transgrediendo lo estipulado en la misma Carta Magna.

No señores. Los tiempos del juicio político incluyen el dictamen de sanción al que se le sigue dando vueltas al influjo directriz del Diputado Bautista.

Además, recordemos que también hubo regidores usurpadores que cobraron del erario público como levantadedos a modo. ¿Cómo quedará eso, por ejemplo, en la Cuenta Pública?

El Estado de Derecho se debe mantener y defender. Los Diputados en particular y todos los Gobernantes en general deberían ser el ejemplo en este sentido.

Ing. Fernando S. Razo