De los ocho lesionados, dos menores están graves; tienen fractura de cráneo.

 

Lamberto HERNÁNDEZ MÉNDEZ/ URUAPAN, MICH./ MIE-21-JUL/  Tras el rescate del cuerpo del chofer de la pipa, un día después del accidente, han sido identificadas las tres víctimas; dos de ellas son madre e hija, originarias de Celaya y regresaban de Iztapa Zihuatanejo. El chofer de la pipa era originario de Nuevo León, mientras que las ocho personas lesionadas se recuperan y solamente dos niños están graves aún.

 

Las dos mujeres fallecidas respondían en vida al nombre Silvia Rosaura Rivera Aguilera, comerciante de 47 años de edad y su hija Juana Edith Arreguín Rivera, estudiante de 21 años, quienes tenían su domicilio en la calle Constituyentes número 318 de la ciudad de Celaya.

 

Estas personas viajaban a bordo de una camioneta Toyota, blanca, placas GRE-22-79, que era conducida por Juan Arreguín Rodríguez, de 49 años, esposo de la primera de las víctimas, así como el menor  Carlos Arreguín Rivera, de 3 años de edad y regresaban de Ixtapa Zihuatanejo.

 

El chofer de la pipa, doble remolque, cargada de chapopote, respondía al nombre de Saúl Ochoa Moreno, de 35 años de edad, era originario de Cadereyta, Nuevo León y se dirigía a ciudad Lázaro Cárdenas.

 

El accidente se registró a eso de las 4 de la tarde del martes, a la altura del kilómetro 117+500, de la llamada autopista Siglo XXI, en el tramo entre las casetas de cobro de Taretan y San Casilda, en el municipio de Gabriel Zamora, cuando la pipa se quedó sin frenos en una pendiente y al volcarse, impactó a su paso dos camionetas, la otra es una Ford Windstar, verde, placas PFS-77-21, donde viajaban al menos cinco miembros de una familia originaria de Tepalcatepec.