Lamberto HERNÁNDEZ MÉNDEZ/ URUAPAN, MICH./ DOM-27-JUN/  Tras tomársele la declaración preparatoria, el juzgado segundo en materia penal le dictó el auto de formal prisión a una persona acusada de intento de homicidio en agravio de un primo, con quien mantiene problemas por viejas rencillas de una venganza, vecino de la comunidad indígena de Cocucho, perteneciente al municipio de Charapan.

 

El indiciado responde al nombre de Salvador Santiago Aguilar, de 20 años de edad, a quien se le integra el proceso penal número 114/2010, en el juzgado segundo penal, por el delito de lesiones calificadas, en agravio de Salvador Ascencio Francisco, de 18 años de edad.

 

Los hechos a que hace referencia el expediente, tuvieron lugar el pasado miércoles al mediodía cuando el detenido llevó a la pila a tomar agua el ganado que pasataba en el monte, cuando se encontró con dos primos de nombre Salvador y Cecilio Ascencio, uno de los cuales llevaba consigo una sub ametralladora UZI calibre 9 milímetros con la cual lo amagaron y le reclamaron sobre un crimen que unos familiares habían cometido tiempo atrás.

 

Agrega el detenido que al ver que el arma que llevaban sus primos no funcionó cuando intentaron dispararle, él disparó su escopeta calibre 12 que llevaba consigo, acertándole los perdigones en ambos muslos a Salvador Ascencio, quien primeramente fue llevado a Charapan, luego a Uruapan y posteriormente a Morelia. El hechor se dio a la fuga hacia el monte.

 

Por la tarde, familiares del lesionado le prendieron fuego a una troje de madera, propiedad de la señora Petra Aguilar, madre de Salvador Santiago. Horas después, el agresor fue requerido por elementos de la Policía Ministerial del Estado destacamentados en Paracho y puesto a disposición de las autoridades correspondientes.