ENERGÚMENO PREVARICATO/ MÉXICO, Detritus Defecal/ JUE-17-JUN/ En Uruapan no hay perrez, namás con ver las comilonas en el esteik jaus, las cenas de gala y el tiradero de lana que hacen los funcionarios paniaguados.

 

Con qué jeta irán a pedir nuevamente el voto si al llegar al poder ya van pensado, en lo que se van a embolsar en el trienio. Año de Obregón= hacen su primer millón; segundo, Año de Guerrero=ya casi no queda dinero; Año de Hidalgo= Mingue su chadre el que deje algo.

 

Y como sentían dura la crisis, nuestros políticos hicieron un cuatrienio y ahora el 2011 será el Año de Carranza= por si el de Hidalgo no alcanza ¡cabra de bolones, mejor sería que en las urnas los mandásemos a mingar su chadre!.

 

Me preguntaba m’ija ¿jefe, cual es la diferencia entre terrible y horrible? Con pesar le tuve que poner un ejemplo práctico: terrible será que Toño Xerox deje la presidencia municipal y HORRIBLE que regrese Doña Macabra, Macabrita, Maaaa…quiavélica.

 

¿Y la sociedad civil? Enajenada con la copa mundial de fútbol, con los escándalos mediáticos como la niña Polet, la desaparición forzada del Jefe Ciego y el asesinato del hijo de Yoan Sebastian ¡Hágame el refabrón cavor!

 

Vergüenza nos debería dar al presumir el centenario de la revolufia y el bicentenario de la independencia mientras nos rascamos los tanates y dejamos que la clase política devore la riqueza de nuestra Matria.

 

Este valemadrismo permite que la autoridad se pase por el arco del triunfo los reglamentos y haga lo que se le antoje, como la inminente demolición de la glorieta ubicada afuera de la entrada principal del Parque Nacional Barranca del Cupatitzio, la que se pretende hacer sin consensuar el proyecto ni, mucho menos, transparentar su motivación, costos, etc.

 

¿Y la rendición de cuentas? Según leí en la prensa, el 20 de febrero, el alcalde Toño Xerox se comprometió a dar resultados en 90-100 días de su reincorporación en la titularidad del poder ejecutivo municipal ¿y……?

 

La meta está rebasada y sigue sin precisar la orientación de su gobierno ni hacer los ajustes del gabinete porque dicen que hubo una contraloría y al llegar a un departamento interrogan al empleado EQUIS ¿usted que funciones desempeña en esta dirección? Ninguna, responde el cuestionado. Se fueron los contralores a otra dependencia, cuestionaron igualmente al trabajador YE, les respondió lo mismo y, al final, concluyeron “¡DUPLICIDAD DE FUNCIONES!”

 

Pero, como dice el refrán “el que por su gusto es buey, hasta la coyunda lame”. ¡Ya basta! ejerzamos la participación ciudadana no dejemos que esta caterva de malandrines políticos sigan con sus prácticas gangsteriles y nos tengan como rehenes atemorizados de su envestidura! ¡Mis huevos!, digo, es que estoy a punto de almorzar. Con permiso.