BOLETIN 152/ URUAPAN, MICH./ SAB-01-MAY/ El día del niño es una fecha que no sólo debe orientarse a la celebración de la infancia, sino a la reflexión y a la acción por parte de las autoridades y de todos los sectores de la sociedad para participar en la formación de un México sólido que rescate a los poco más de 20 millones de menores que coexisten en condiciones de pobreza, pero también a los que cuentan con estabilidad económica y enfrentan desatención y violencia familiar, manifestó el diputado Librado Martínez Carranza, quien dedicó parte del fin de semana a entregar juguetes a pequeños del Distrito xx Uruapan Sur.

 

Y es que de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación, prosiguió el diputado michoacano, de los 20,8 millones de niños mexicanos que viven en condiciones de pobreza, 5,1 millones se encuentran en miseria extrema, lo cual es alarmante y preocupa porque se trata de un sector desprotegido que carece de presente y futuro con dignidad y posibilidades de desarrollo.

 

Reflexionó en el sentido de que esos pequeños, quienes solamente ven pasar el día del niño como cualquier otro, tienen mayores posibilidades de sufrir todo tipo de abusos, explotación, violencia y adicciones.

 

Es preocupante, dijo, que sean niños el 44 por ciento de los 47,2 millones de mexicanos que el Gobierno Federal clasifica en niveles de carencias. El compromiso que debe establecerse, “es trabajar en torno a un proyecto común e integral de nación para superar los problemas que mantienen rezagado al país y, sobre todo, que ellos, los niños, tengan derecho a una vida digna en todos los aspectos”.

 

Para concluir, el diputado Librado Martínez Carranza reconoció que todavía hay mucho trabajo por realizar en beneficio de los niños mexicanos, por lo que exhortó a las autoridades y a la población en general a emprender esfuerzos desde sus respectivos ámbitos para apoyar, impulsar y proteger a la infancia.

 

Cabe destacar que el legislador panista entregó juguetes a niños de la colonia La Moderna, en Uruapan, y de comunidades como Zirimícuaro, El Copal y Ziracuaretiro, entre otras, con quienes convivió y felicitó por su día, independientemente de aconsejarlos sobre la importancia de una alimentación sana, hacer ejercicio, estudiar y mantenerse alejados de las adicciones