LORENA BERBER/ INFOMANIA/ URUAPAN, MICH./ JUE-22-ABR/ Conforme pasan los días de la toma de la Escuela Preparatoria Lázaro Cárdenas se evidencia el manipuleo de una veintena de estudiantes que estarían manejados y financiados por maestros inconformes con la designación de Jesús Iván Mejía Navarro, toda vez que su “gallo” era el maestro Chava.

 

Aparte de entorpecer el avance académico de mil 200 estudiantes, los manifestantes interpusieron un pliego petitorio formal y presuntamente unas demandas “en lo oscurito” para beneficio personal de los “cabecillas”, situación que no se puede esclarecer dada la cerrazón a dar entrevistas.

 

Hay mantas de protesta, impresas digitalmente, que evidencian un alto costo de este movimiento que exige el respeto a Ley y pretende desconocer la elección hecha por el Consejo Universitario, órgano de gobierno en donde está representada toda la comunidad universitaria.

 

También sin confirmar, corre el rumor que el maestro Salvador desea el nombramiento de director para hacer un equipo de trabajo que opere políticamente para encaminarse al proceso electoral del año siguiente.

 

“Vieron que Nacho Campos creció mucho, como figura política, ora que se lanzó como precandidato a diputado federal y quieren boicotearlo desde la dirección para no vuelva a asomarse en el proceso que se avecina”.