Lamberto HERNÁNDEZ MÉNDEZ/ URUAPAN, MICH./ JUE-15-ABR/ Con el cráneo destrozado con una enorme roca y en avanzado estado de putrefacción, fue localizado poco antes del mediodía, el cuerpo de un cortador de aguacate en un predio ubicado al poniente del Parque Nacional y a un costado de la colonia Gandarillas; se ignora el móvil del crimen pero se supo que había desaparecido desde el pasado domingo.

 

Se trata de quien en vida respondiera al nombre de Marco Antonio Paredes Rodríguez, de 32 años de edad, quien tenía su domicilio en la calle Rembrandt número 30-A de la colonia Plan de Ayala, en esta ciudad.

 

Poco antes del mediodía, el velador de esa zona, Adrián Bautista Quintero, recorría hacia el final de la calle Pinos, de la colonia El Pinal, aledaña a la 28 de Octubre, cuando se percató a lo lejos, entre los mezquites de un lote baldío, la presencia de un bulto, por lo que se acercó a verificar de lo que se trataba.

 

Grande fue su sorpresa al descubrir se trataba de un cuerpo humano que despedía fétidos olores, por lo que dio parte a las autoridades; de los hechos toó conocimiento la agencia sexta del Ministerio Público.

 

Familiares de la víctima dijeron que hace aproximadamente 22 días se había separado de su esposa y que desapareció desde el domingo, en que se calcula que fue asesinado en ese lugar donde le aplastaron el cráneo con enorme roca. Ya se investiga.