Es la segunda ocasión que roban en el mismo lugar

 

Lamberto HERNÁNDEZ MÉNDEZ/ URUAPAN, MICH./ DOM-11-ABR/ Un cuantioso botín fue el que obtuvieron los amantes de lo ajeno tras saquear una negociación de venta y reparación de teléfonos celulares ubicado en la avenida San Francisco Uruapan, por el rumbo del Hospital Regional, donde según señalan los afectados, la vigilancia policiaca es nula.

 

Ricardo García Peña, propietario de la negociación denominada “MicroCel”, que se localiza en el número 1450, local tres, de la mencionada avenida San Francisco Uruapan, de la colonia del mismo nombre, señala en su denuncia ante el Ministerio Público que los hampones, al parecer una pareja, utilizaron una zizaya para romper los candados de la cortina.

 

Se llevaron al menos 28 teléfonos celulares, fundas, chips, baterías y accesorios diversos; anteriormente en este mismo local estaba un negocio de juguetes y también fue saqueado de la misma manera y durante la noche.

 

Agrega el afectado que la ola de robos y saqueos en la zona, se debe principalmente a la nula vigilancia por parte de la policía municipal.