BOLETIN 009/ MORELIA, MICH./ MIE-07-ABR/  Con una inversión de 280 millones de pesos se mejoraron 220 kilómetros de carreteras en la Región Bajío, gracias a la inversión realizada por el gobierno de Michoacán que preside Leonel Godoy Rangel a través de la Junta de Caminos del Estado.

 

La población beneficiada es de 420 mil 507 habitantes que comprende los municipios de Angamacutiro, Coeneo, Churintzio, Ecuandureo, Huaniqueo, Jiménez, José Sixto verduzco, Morelos, Numarán, Penjamillo, Panindícuaro, Tanhuato Zináparo y Zacapu; quiénes podrán disfrutar de caminos remodelados, permitiendo mejorar e impulsar el sector socioeconómico, de la región y el estado.

 

Gracias a la labor realizada, los caminos se encuentran en  condiciones óptimas de servicio y operación, generando que el traslado vehicular de personas y bienes se realice con mayor seguridad, comodidad y  en  menor tiempo.

 

Son caminos de gran beneficio para los municipios, sobre todo como vías de comunicación para el desarrollo de los diferentes sectores económicos  basado principalmente en la agricultura de maíz, sorgo, trigo, y frijol, aunado a los cultivos de fresa, melón y sandía, lo que genera continuidad al progreso mercantil y una mejor calidad de vida a los habitantes.

 

Asimismo, se ha mejorado los servicios de salud, al suministrar medicamentos oportunamente a los hospitales y clínicas, se garantiza el cubrir la necesidad de manera oportuna de los servicios básicos como son: el agua potable, drenaje y energía eléctrica, a los municipios  de la región.

 

Tan importante es  lo antes mencionado, como lo es el preocuparse por la educación, ya que con la mejoría de los caminos se obtiene un acceso más ágil la estos municipios, lo que en un futuro ayuda al desarrollo sustentable del estado.

 

Para ello, la ciudadanía debe contribuir en mantener las carreteras limpias y prevenir el deterioro de las mismas, esto con la finalidad de demostrar que en Michoacán las carreteras son de calidad y seguras.

 

Una de las principales obras ejecutadas fue la carretera Puruándiro – Zináparo-Pastor Ortiz  con una inversión estatal de 152 millones de pesos, que comprende 62 kilómetros, esta carretera es vital para el transporte de los productos agrícolas y ganaderos tanto de Michoacán como de los Estados circunvecinos de Jalisco y Guanajuato.

 

Así como la carretera Huandacareo- Chucándiro- Copándaro, un eje carretero que conecta con la autopista de occidente (México-Guadalajara), propiciando con esta el desarrollo económico y social de toda la región.

  

Destacan también las carreteras Coeneo- Huaniqueo, Pastor Ortíz- Rodeo de San Antonio que comunica con el estado de Guanajuato; el camino, Villa Jiménez-Panindícuaro, Huaniqueo de Morales- Progreso de Morelos, Coeneo- Primo Tapia- Bellas Fuentes-Tarejero, Pomacuaro-Trinidad Regalado-Estación de Curimeo, esta última utilizada para la transportación de sus mercancías.

 

Aunado a estas obras carreteras, en convenio con los municipios de Sixto Verduzco y Puruándiro, se ejecuto el puente Manuel Villalongín  con una inversión total de 4 millones de pesos donde el estado a través de la Junta de Caminos invirtió un total de 2 millones de pesos  y cada municipio 1 millón de pesos.

 

No obstante, aún no es suficiente con estos logros, el Gobierno del Estado, tiene en proceso de ejecución la construcción y reconstrucción de las siguientes carreteras:

 

Puruándiro- Janamuato

Isaac Arriaga-Mezquite Gordo

Ziquitaro- San Antonio Carupo

El Pinal el Desmonte

El acceso al puente Pastor Ortiz.