En la camioneta viajaban dos borrachos que están graves; el autobús venía de Guanajuato e iban a San Juan Nuevo.

 

Lamberto HERNÁNDEZ MÉNDEZ/ URUAPAN, MICH./ SAB-20-MZO/  Una camioneta conducida por un borracho, se impactó contra un autobús de peregrinos que visitarían al Señor de los Milagros en Nuevo San Juan Parangaricutiro; el conductor y su acompañante resultaron gravemente lesionados, mientras que algunos peregrinos solamente golpes. La camioneta quedó convertida en chatarra y el autobús se proyectó contra la malla de un vivero.

 

Aproximadamente a las 06:00 horas, procedente de esta ciudad de Uruapan y con  destino a la población de San Ángel Zurumucapio, municipio de Ziracuaretiro, por la carretera libre a Tingambato, circulaba una camioneta Ford Ranger, pick up, color negro y sin placas de circulación, conducida por Luis Ángel Hernández Calderón, de 19 años de edad, originario y vecino de San Ángel, quien iba acompañado de un amigo.

 

Ambos iban en completo estado de ebriedad, por lo que a la altura del kilómetro 53+600, entre el panteón “Los Cipreses” de Toreo el Alto y el hotel Villa Natural, el chofer de la camioneta se impactó de costado contra un autobús de turismo “La Noria”, color blanco y placas de circulación 806RG3, unidad que había salido a las 01:15 de La Noria, a un costado de Celaya, Guanajuato.

 

En el autobús viajaban 30 personas entre hombres, mujeres y niños, varios de los cuales solamente sufrieron golpes contusos ya que tras el impacto, la unidad invadió el carril contrario, se salió del camino hacia la izquierda y se proyectó contra la malla ciclónica de un vivero de aguacate. El chofer se retiró del lugar.

 

En tanto, la camioneta recorrió unos 50 metros más hasta quedar a un costado de la carretera totalmente convertida en chatarra, para rescatar el conductor personal de la Cruz Roja utilizó equipo hidráulico y lo trasladó al Hospital Regional, mientras que su compañero fue auxiliado por particulares. Casi dos horas después, no se presentaba al lugar ninguna autoridad.