Al amanecer, colgarían en la, plaza de Angahuan, a uno de los rehenes, si no regresaban sus autoridades.

 

 Lamberto HERNÁNDEZ MÉNDEZ/ URUAPAN, MICH./ VIE-19-MZO/ Luego de dos días de tensión y latente riesgo de un enfrentamiento entre dos comunidades indígenas establecidas en torno al volcán Parícutin, finalmente llegaron a un acuerdo, canje de prisioneros simplemente, nada escrito y sin la intervención de los gobiernos municipales y estatal que solamente complican la problemática, dijeron.

 

Luego de varias horas de reunión en el hotel Mansión del Cupatitzio, los representantes de ambas comunidades; los representantes del gobierno del estado, Alfredo Mateo Amezcua y Jesús Ortiz Arias, así como del párroco de Nahuatzen, Francisco Martínez Gracián, no llegaron a un acuerdo hasta la madrugada de este viernes.

 

Los habitantes de la comunidad indígena de Angahuan lanzaron un ultimátum a sus vecinos de San Juan Nuevo: “O aparecen los dos del consejo de vigilancia que secuestraron en el “Playa Azul” de Uruapan, o al amanecer empiezan a colgar uno a uno de los rehenes de San Juan, en la plaza principal de Angahuan. No hay otra”.

 

En adelante, la comunicación es vía telefónica entre ambas partes, al gobierno ya no lo quieren para nada; el acuerdo es que entregarán a las 05:30 horas, a Manuel Sosa Bravo, del consejo de vigilancia de Angahuan, a la altura de la gasolinera “La Guadalupe”, localizada a unos 10 kilómetros de esta ciudad sobre la carretera a Paracho.

 

El canje se haría por los cinco habitantes de Nuevo San Juan Parangaricutiro que mantenían como rehenes en la jefatura de tenencia de Angahuan. Así se hizo. Quedaría solamente pendiente un secuestrado más pero ya recibirían instrucciones más adelante.

 

A las 11:30 horas fue liberado cerca de Zacán, sobre la carretera que conduce a Peribán, el segundo secuestrado, Jesús Cortés Nico, apodado “El Kumu”, quien junto con Manuel Sosa, se los habían llevado del “Playa Azul” en la avenida Latinoamericana a eso de las 14:30 del pasado miércoles, cuando se encontraban con el representante de Bienes Comunales de Angahuan, Andrés Bravo Rita.