La separación, para no “contaminar” a procesados con sentenciados.

 

Lamberto HERNÁNDEZ MÉNDEZ/ URUAPAN, MICH./ MIE-10-MZO/ Tras la recomendación hecha por la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) en el sentido de que deben ser separados los internos del Cereso por delitos cometidos y situación legal, las autoridades penitenciarías han iniciado la clasificación y las adecuaciones físicas al inmueble.

 

Tanto Juan Carlos Robles como Higinio Galván Ortega, señalaron que de inmediato acataron dicha recomendación y se han avocado a clasificar a los internos del fuero común y del fuero federal, además de los que están siendo procesados, con los ya sentenciados.

 

No dieron mayores detalles pero dijeron que actualmente el Cereso “Lic. Eduardo Ruiz”, cuenta con una población de mil 591 hombres y 73 mujeres, para un total de mil 664 internos; del mes de octubre pasado a la fecha, la población penitenciaria ha reducido en más de 300 reos, entre ellos, 130 mujeres que han obtenido una serie de beneficios preliberacionales o que han cumplido con su sentencia.

 

El departamento jurídico del centro penitenciario, lleva a cabo la clasificación de los expedientes, para así poder determinar los internos que están detenidos por delitos del fuero común y que están siendo sujetos de un proceso o han sido sentenciados, de igual manera los del fuero federal.

 

Esta separación es con la finalidad de “no contaminar” a los reos que están siendo sujetos a un proceso y aún no se les comprueba ilícito alguno; aunque no se cuenta con una estructura física ni administrativa necesaria, se habrán de realizar acondicionamientos o adecuaciones, se harán los reacomodos en los dormitorios y otras más mediante mallas ciclónicas.

 

Habrá que calendarizarse la convivencia por dormitorios, así como las actividades escolares, culturales, artísticas y deportivas, entre otras, pero se cumplirá en forma la observación hecha por la CEDH, en este sentido, dijeron Juan Carlos Robles e Higinio Galván.