FSJR/ URUAPAN, MICH./ SAB-20-FEB/ El Estado de Derecho es la condición de una organización social soberana (con propio poder de decisión) donde  toda acción social y estatal encuentra sustento en la norma. Se deduce simplemente que ES ILEGAL LO NO SUSTENTADO EN LA NORMATIVIDAD.

“Al diablo las instituciones” es un ejemplo nefasto del desapego a la normatividad, a la Ley.

Con las arbitrariedades de la Ex presidenta sustituta, Jesús María Doddoli, en Uruapan se da en los hechos otro infortunado caso de ilegalidad flagrante. Los procesos legales lentos, enmarañados y timoratos finalmente han confluido en la restitución de Regidores y en la restitución formal del Presidente Democráticamente Electo.

Tenemos pendiente el Juicio Político contra la infractora y también contra los sedicentes “ignorantes de la Ley”, regidores sustitutos. Y se dicen convenientemente inocentes porque “a ellos los llamaron”.

Nota.- El desconocimiento de la ley, no exime de su cumplimiento.

¡Qué absurdo! Quienes aprobaron normatividad argumentan desconocimiento de ella. Pero deben confrontar su error, por su conducta ilegal.

Y, mucho ojo, no debemos regresar a lo mismo. Negociar con ellos, por ejemplo, para que paren las manifestaciones patrocinadas por quien los utilizó sería un craso error. No, los que interrumpen la labor gubernamental han de pagar por su propia conducta y conforme a la Ley.

Afortunadamente muchos saludamos el triunfo del Estado de Derecho, pero . .. . dos cosas:

Primero, el juicio a la ex presidenta y a los usurpadores debe continuar, y lo subrayo, SIN NEGOCIACIONES. El precedente debe ser claro y sin “cochupos”, y

Segundo, debe darse atención al la normatividad vigente para no dejarle huecos que aprovechan los oportunistas arbitrarios y MEJORARLA EN CUANTO EXPEDITA Y CATEGÓRICA (buena tarea que deben afrontar los congresistas). Esto último para evitar el doble tormento de los agraviados de afrontar la ofensa y luego evitar el suplicio de transitar por el rudo camino de buscar la legalidad. Lo uno es tan doloroso como lo otro.

¡EN HORA BUENA POR EL ESTADO DE DERECHO!, pero . . ..  ¡A SEGUIR LUCHANDO!

Ing. Fernando S. Razo