Lamberto HERNÁNDEZ MÉNDEZ/ URUAPAN, MICH./ MAR-02-FEB/ Elementos de la Policía Ministerial del Estado detuvieron durante las últimas horas, a tres personas sobre quienes existía un mandamiento judicial por diversos delitos como daño en las cosas y robo, quienes fueron ingresados al Cereso a disposición de la autoridad que los requería.

 

Uno de ellos responde al nombre de Carlos Juárez Gutiérrez, de 33 años de edad, originario y vecino del crucero de Santa Casilda, municipio de Gabriel Zamora, a quien se le integra el proceso número 1212009-II, en el juzgado primero, por el delito de daño en las cosas en agravio de su madre Teodora Gutiérrez Echeverría y su hermano Ramón Juárez Gutiérrez.

 

El pasado 24 de mayo, el ahora detenido llegó a su casa bajo los efectos del alcohol y las drogas, reclamando a su madre el pago de un trabajo, tras agredirla verbalmente, causó destrozos en la vivienda a la cual amenazó con incendiar, a su hermano lo lesionó con un cuchillo en una mano.

 

Otro de los detenidos es Silviano Álvarez Pacheco, de 32 años de edad, quien tiene su domicilio en la calle San Antonio número 418 de la colonia Obrera, en la población de Taretan, a quien se le integra el proceso 03/2010, en el juzgado tercero penal, por el delito de robo calificado, en agravio de Victoria Vallejo Lemus y Victoria Lemus Orozco.

 

Los hechos sucedieron el 24 de octubre del año pasado, cuando las agraviadas salieron de su domicilió a una comida que organizan los cañeros de esa población, momento que el arrestado aprovechó para introducirse al domicilio, de donde sustrajo la cantidad de dos mil 100 pesos en efectivo y una bolsa con ropa, las agraviadas al preguntar con su vecinos, fueron informados que el ahora detenido se introdujo a su vivienda, por lo que lo  denunciaron.

 

Finalmente, fue requerida Maria del Los Ángeles López Zavala de 76 años de edad, con domicilio en la calle Revolución número 683, también en Taretan, ya que se le integra el proceso 01/2010, en el juzgado cuarto penal, por el delito de daño en las cosas, en agravio de J. Jesús Paz Gómez, a quien el pasado 14 de octubre le derribó una barda de tabique que estaba construyendo, para ello utilizó un hacha.