INFOMANIA.COM.MX/ URUAPAN, MICH./ LUN-01-FEB/ La aplicación de una marca colectiva para identificar producciones de calidad en base a las normas oficiales de fitosanidad e inocuidad, ha permitido disminuir la presencia de “aguacate pirata” cargamentos que provienen de otros estados.

 

No existen cifras sobre la cantidad de aguacate que penetran a este estado para mezclarlo con el aguacate local, sin embargo el trabajo y la unidad de los eslabones que componen esta industria ha permitido cerrar filas contra los “comercializadores piratas”.

 

De esta forma surgió Avomich, marca registrada ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), la cual permite distinguir la calidad extrema utilizada en el proceso productivo de esta industria al cumplir todas las reglamentaciones existentes.

 

Se garantiza la inocuidad a través de las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) así como de manejo fitosanitario para el control y combate de plagas y enfermedades, acciones contempladas en las normas oficiales mexicanas NOM-128-SCFI-1998 (mercado nacional), NOM-066-FITO-1995 (mercado nacional e internacional) y NMX-FF-016-SCFI-2006 (embasado y calidad).

 

La asociación Pro-aguacate integrada  a la Comisión Michoacana del Aguacate (COMA) y la Unión de Empacadores y Comercializadores de Aguacate de Michoacán (UDECAM), coinciden en señalar que la “marca colectiva” brinda seguridad al sector pero sobre a los compradores y consumidores.

 

Existe garantía de ofrecer un producto en óptimas condiciones pues además de no representar un riesgo para la salud del consumidor se ofrece información sobre su alto contenido nutrimental, ello a través de diversas campañas.

 

Las acciones de “blindaje” no se reducen a cumplir con los requisitos administrativos, por el contrario los productores y empacadores deben cumplir con una serie de candados desde una cartilla fitosanitaria hasta garantizar que cada lote que se movilice a partir de las unidades de producción (huertas) deberá ampararse con una Constancia de Origen para Productos Regulados Fitosanitariamente o el documento oficial otorgado por un profesional aprobado en el manejo fitosanitario del aguacate a través de organismos avalados por la Secretaría de Agricultura.

 

De esta forma, detalla el más reciente informe de los productores y el Comité Estatal de Sanidad Vegetal, se garantiza que la fruta desde su origen, está libre de plagas como el gusano barrenador de rama y de hueso así como de otras plagas de importancia cuarentenaria.

 

En inocuidad se garantiza que la cosecha se realiza con procesos manual, con tijeras, preseleccionando el fruto en el árbol, es decir aquellos frutos sazones con el adecuado grado de madurez fisiológica equivalente a un contenido mínimo de materia seca del 23 por ciento, product6o que deberá ser transportado en cajas limpias de plástico, pues queda prohibida la movilización en costales o a granel.

 

Por otra parte los empaques deberán realizar el lavado o lustrado según lo requerido por el mercado así como realizar la selección con personal capacitado y equipo apropiado con el fin de determinar el calibre exacto del aguacate además de que previo a realizar el embarque se deberá enfriar la carga a una temperatura de 3.5 a 7.5 grados centígrados.

         

Para evitar el incumplimiento de estas normar, se realizarán auditorias al azar y quienes hagan mal uso de las etiquetas serán sancionados, lo cual significa desde amonestaciones hasta el veto total así como denuncias ante IMPI u otras autoridades correspondientes.

 

CIFRAS Y DATOS

De 100 mil has. el 50% es para exportación.

Nayarit, Morelos y México, principales promotores de la piratería.

Más de un millón de toneladas produce México.