El Fuego Nuevo Purhépecha en Uruapan

 

Lamberto HERNÁNDEZ MÉNDEZ/ URUAPAN, MICH./ LUN-01-FEB/ Al concluir la ceremonia del encendido del fuego nuevo en San Jerónimo Purenchécuaro en febrero del 2009, Uruapan fue seleccionado para ser la nueva sede en este 2010, después de discutir entre varias propuestas que se presentaron para solicitarlo.

 

Fue el 29 de febrero siguiente cuando los de San Jerónimo llegaron con los símbolos para entregarlos a los representantes de los barrios tradicionales de la ciudad, quienes los recibieron en la antigua Quinta de Uruapan, de donde los trajeron en procesión hasta la pérgola municipal, entre danzas y música, enmedio de una gran algarabía de numerosos uruapenses que se congregaron para recibir a los visitantes, así como representantes de otras comunidades. Posteriormente, en la pérgola, se desarrolló un festival folclórico y se brindo una comida para todos los presentes.

 

A partir de entonces, los barrios convinieron para integrar el calendario de actividades, por lo que fue el Barrio de San Miguel quien los tuvo en su sede durante los primeros meses, en donde se llevó a cabo toda una serie de actividades, como conferencias y festivales, además de la participación en eventos importantes para la ciudad.

 

De esta forma, durante el resto del año los demás barrios que se integraron al programa tuvieron en su sedes los símbolos, ofreciendo, de la misma forma, diversas actividades alrededor del significado de cada uno de ellos y ofreciendo información sobre el tema a los uruapenses que se interesaron en conocer algo más sobre este hecho que inició en el año de 1983 y que pretende hacer conciencia sobre el significado de las antiguas tradiciones de los purépecha.

 

Ahora, al llegar de nuevo el primero de febrero del 2010, los encargados de los barrios integraron toda una programación de actividades para recibir a las demás comunidades, en espera del paso de la Constelación de Orión sobre el cenit de la ciudad, para encender de nuevo el fuego sagrado de los antiguos pobladores de Michoacán.

 

De esta forma, el día 1 de febrero se iniciaron las actividades desde muy temprano, con la participación de numerosos grupos del deporte autóctono de uárukua, que se estuvo desarrollando en la parte norte de la plaza Morelos, enfrentándose grupos de diversas partes de la región, mostrando lo que han aprendido sobre el tradicional juego de pelota purépecha, ante numerosos espectadores que se dieron cita para apreciar los eventos.

 

Alrededor de las tres de la tarde, se llevó a cabo la tradicional procesión con los símbolos alrededor de la plaza principal de Uruapan, acompañando a los símbolos la gente de los barrios de la ciudad, así como las comisiones representativas de las comunidades purépecha que ya habían llegado y registrado su presencia.

 

Para ello, desde por la mañana se integró el altar correspondiente, en donde las comunidades estuvieron haciendo guardia por turnos, para demostrar su respeto hacia ellos y en espera de participar en el encendido del fuego nuevo por la noche.

 

Por la tarde, a la vez que se ofrecía una comida tradicional a los visitantes, al público presente se le ofreció la presentación de numerosos grupos artísticos, con las tradicionales danzas regionales que se siguen conservando en la ciudad, como en la región.

 

De esta forma, se esperó el momento del encendido del fuego nuevo, en donde también se tuvo un nuevo recorrido por las principales calles del centro de Uruapan, como una forma de despedida de los símbolos, que estuvieron en su seno a lo largo del año 2009 y en espera de la designación de la nueva sede, para el 2011.

 

Por cierto, a lo largo del año se realizaron ceremonias que mantuvieron la atención en los diversos símbolos que se han vendido integrando a lo largo de estos años y que cuentan con importante significado para las comunidades y la etnia purhépecha, mayoritaria en la entidad, que lucha por mantener viva su cultura y sus tradiciones.