INFOMANIA/URUAPAN,MICH A 310110.- De varios impactos de bala de grueso calibre,  la mañana de este 31 de enero fue asesinado un residente del fraccionamiento el Mirador, a manos de un desconocido que lo acribillo cuando la víctima detuvo la marcha de su unidad con la intensión de internarse en una vía rápida; el crimen fue atestiguado por la esposa del hoy occiso que viajaba de copiloto y quien resultó ilesa.

 

De acuerdo a los informes proporcionados por la Subprocuraduría de Justicia a través de la comandancia regional de la Policía Ministerial, se desprende que el señor José Quintero Medina de 54 años de edad pereció casi en forma inmediata, sin que se tengan pistas sobre el móvil del crimen así como la identidad y paradero de quien lo ejecuto casi a “quemarropa”.

 

Por otra parte de acuerdo a los archivos de la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE), el nombre de José Quintero Medina aparece en la lista de órdenes de aprehensión pendientes y en este caso era por el delito de fraude genérico en agravio de María Guadalupe Ochoa y otros según el proceso penal número 182/2009 que se instruye en el juzgado primero de este distrito judicial, expediente en el que se detalla que el acusado se decía líder de un sindicato de transportistas y ofrecía concesiones de taxi a cambio de diversas cantidades de dinero, compromiso que incumplió por ello la demanda en su contra.

 

En cuanto a su muerte, los informes precisan que ayer poco antes de las 9:30 de la mañana el señor José Quintero salió de su domicilio en la calle Diligencias en el mencionado fraccionamiento ubicado al norponiente de esta ciudad y tripulaba una camioneta Ford, tipo Escape, de color rojo, con placas de circulación PJB2997 en la cual viajaba en el asiento del copiloto su esposa María Laura Garibay.

 

Cuando el vehículo de la pareja detuvo su marcha a la salida del fraccionamiento, precisamente en un alto precautorio antes de ingresar a la carretera sobre la salida a Paracho que a su vez conecta con la calzada la Quinta, el conductor de una camioneta Pick-up de color claro, se colocó delante de la unidad en que viajaba el matrimonio.

 

Acto seguido descendió de la unidad y rápidamente se encaminó hacía la unidad de la pareja al tiempo que desenfundaba un arma de fuego la que accionó contra su víctima en varias ocasiones. Aunque el hoy occiso intentó escapar acelerando su vehículos hacía un costado, solamente avanzó unos cuantos metros pues finalmente quedó varado contra una malla ciclónica en tanto el homicida se daba a la fuga.

 

De acuerdo a la ahora viuda, no logro ver las características del asesino o de la unidad que conducía pues cuando su esposo la alerto de un posible ataque ella se concretó a agacharse para después caer en una crisis nerviosa que amerito su hospitalización, hechos por los que el Ministerio Público dio inicio a la averiguación previa penal número 51/2010-VII.