URUAPAN, MICH./ MIE-20-ENE/policías y los ocupantes de una camioneta de reciente modelo sobre el libramiento oriente de esta ciudad, dejó como saldo un uniformado muerto y otro más herido, refriega en la que los desconocidos utilizaron rifles de asalto e incluso un lanzagranadas para finalmente huir aparentemente lesionados y auxiliados por los ocupantes de otra unidad, hechos ocurridos ayer por la madrugada, los cuales podrían tener relación con la aparición de dos cadáveres horas después en una zona despoblada al norte de esta ciudad.

 

De acuerdo a los informes proporcionados por la Subprocuraduría de Justicia por conducto de la comandancia regional de la Policía Ministerial se precisa que el oficial caído en cumplimiento de su deber fue identificado como el patrullero Elías García Torres de 32 años de edad en tanto su compañero herido responde al nombre de Rafael Rodríguez quien permanece internado en un hospital particular en estado estable, mientras que los cadáveres de los dos desconocidos permanecían en el Servicio Médico Forense (SEMEFO) a la espera de ser reclamados por sus familiares.

 

Se detalló que ayer aproximadamente a las 01:30 horas, una radiopatrulla de la policía municipal inicio en calles de la colonia Mapeco la persecución de una camioneta Jeep, tipo Compás, modelo 2007 con placas de circulación MBV 8750 en la que viajaban varios sospechosos quienes lograron perder a los uniformados.

 

Sin embargo poco después otra unidad policiaca interceptó la unidad en el libramiento Oriente a la altura de la calle Carrillo Puerto de la colonia Martínez Villicaña y antes de que los uniformados descendieran de la unidad los agredieron a tiros con rifles AK-47 “cuerno de chivo” y AR-15, matando en el acto al patrullero quien logró agotar las municiones de su pistola calibre 9 milímetros en tanto su compañero también repelía la agresión sin embargo fue herido de 4 impactos en brazos y piernas.

 

En esos instantes se dispararon más de 80 tiros e incluso los desconocidos dispararon un lanzagranadas que causó daños a u camión de carga estacionado en el acotamiento del libramiento mientras la radiopatrulla se impacto contra otra unidad igualmente estacionada.

 

En el lugar quedó la camioneta de los pistoleros quienes dejaron dos rifles AK-47 y dos cargadores así como un zapato deportivo de color blanco, ello al momento de que aparentemente fueran rescatados por los ocupantes de otra unidad.

 

Al lugar se presentó el agente del Ministerio Público y ordenó el traslado del cadáver del policía al Semefo al tiempo de realizar la inspección ocular y recolección de indicios para iniciar la averiguación previa penal número 34/2010-VI.

 

Posteriormente a las 5 de la mañana se informó por medio del servicio de emergencia 066 que en un predio cercano a la comunidad de Tiamba por la carretera a Paracho yacían los cuerpos de dos individuos ensangrentados.

 

Al lugar se presentaron ambulancias y paramédicos así como policías municipales quienes confirmaron la versión, sin embargo se trataba de dos cadáveres de 18 a 23 y de 20 a 25 años de edad respectivamente.

 

El primero de ellos tenía un impacto de bala en la cabeza calibre 7.62 “cuerno de chivo” y vestía pantalón azul de mezclilla, playera con rayas negras y blancas, zapatos deportivos de color negro. Es de complexión delgada tez moreno claro y pelo rapado tipo militar.

 

El otro desconocido presentaba dos impactos de bala en la cabeza, era de tez blanca y también con el corte de pelo tipo militar. Vestía pantalón azul de mezclilla, cinturón café, playera blanca y solamente calzaba un zapato deportivo de color blanco similar al encontrado en la unidad que abandonaron los pistoleros tras el tiroteo con policías municipales por ello la presunta relación en ambos hechos.

 

En esta última escena del doble crimen se encontraron cascajos percutidos de las balas con que presuntamente fueron privados de su vida, sucesos que a su ves dieron origen a la averiguación previa penal número 35/2020-VI.