INFOMANIA.COM.MX/ TARETAN, MICH./ LUN-18-ENE/ De una puñalada en el pecho, fue asesinado un jornalero agrícola a manos de su compañero de parranda tras acalorada discusión, hechos ocurridos ayer por la madrugada en la población de El Guayabo perteneciente a este municipio; el presunto homicida logró escapar.

 

Tras el sangriento ataque, la víctima identificada como Adán Aguiano Sánchez de 33 años de edad, pereció de forma casi inmediata y el cadáver quedó sobre la banqueta, precisamente frente al inmueble donde radicaba el presunto homicida el cual esta plenamente identificado, señalan los informes oficiales difundidos por la Subprocuraduría de Justicia a través de la comandancia regional de la Policía Ministerial.

 

De acuerdo a las primeras investigaciones se desprende que el domingo por la noche el jornalero Adán le indicó a su padre Arturo Aguiano de 66 años de edad, que saldría a la vecina localidad de Tahuejo para divertirse con unos amigos, concretamente se dedicaron a consumir bebidas embriagantes.

 

Hasta poco depuse de la media noche regresó al Guayabo pero continuó la parranda con solamente uno de sus amigos y determinaron dialogar frente al domicilio de este último, sin embargo al calor de las copas iniciaron una acalorada discusión sin llegar a los golpes, únicamente el rival de Adán lo amenazó de muerte y se introdujo a su vivienda.

 

Minutos después salió pero armado con un puñal y de inmediato de abalanzo contra el jornalero de 33 años, originario del rancho San José Nuevo, municipio de Apatzingán a quien le acertó una puñalada en el pecho a escasos milímetros del corazón, lesión por la que la víctima de inmediato cayó en tanto el agresor se retiraba precipitadamente del lugar.

 

Aunque algunos vecinos de inmediato intentaron auxiliar al agredido, solamente confirmaron que había fallecido por ello dieron la voz de alerta a la policía municipal de Taretan, sin embargo no fue posible capturar al homicida.

 

Al lugar se presentó el agente del Ministerio Público quien ordenó el traslado del cadáver al Servicio Médico Forense (SEMEFO) para las actuaciones de ley e inició la respectiva averiguación previa penal por el delito de homicidio y los que resulten en contra de quien resulte responsable.