URUAPAN, MICH./ JUE-14-ENE/ Un individuo que tenía en su contra una orden de aprehensión por el delito de daño a la ecología, fue capturado por elementos de la Policía Ministerial del Estado y remitido al Cereso en donde quedó a disposición de la autoridad que lo requería, a fin de que se le resuelva su situación jurídica.

 

El indiciado responde al nombre de Mario Magaña Ramírez, de 52 años de edad, originario y vecino de la ranchería «Los Granados», perteneciente al municipio de Tancítaro, a quien se le integra el proceso penal número 041/2006-II, en el juzgado primero en materia penal, por el delito de daño a la ecología en su modalidad de desmonte.

 

De acuerdo al expediente respectivo, se sabe que el pasado 16 de enero de 2006, el ahora detenido en compañía de Salvador Cázares López, derribaron una docena de árboles de la especie pino en un predio conocido como «La Mesa», en ese mismo municipio de Tancítaro, sin la autorización del propietario quien al enterarse presentó la formal denuncia.

 

Días después fue detenido Salvador Cázarez, mientras que Mario Magaña había logrado evadir la acción de la justicia hasta que el día de ayer fue detenido en Apatzingán cuando los ministeriales realizaban un recorrido de prevención del delito.